Cuando las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas no llevan tilde

Las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas son aquellas cuya sílaba tónica recae en la antepenúltima o en la anterior a la antepenúltima sílaba, respectivamente. En español, estas palabras llevan tilde cuando no siguen las reglas generales de acentuación, como es el caso de las palabras agudas, graves o llanas.

De acuerdo con las reglas de acentuación del idioma español, las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas siempre llevan tilde, a menos que se trate de un caso excepcional. Por ejemplo, en el caso de los pronombres demostrativos compuestos, como «aquél», «aquéllos», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllos», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquello», «aquéllos», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéllas», «aquéllo», «aquéllas», «aquello», «aquélla», «aquéll

Definición y ejemplos de palabras esdrújulas y sobreesdrújulas

Palabras esdrújulas y sobreesdrújulas ejemplos visuales

Las palabras esdrújulas son aquellas cuya sílaba tónica recae en la antepenúltima sílaba. Estas palabras siempre llevan tilde, independientemente de su terminación, siguiendo la regla general del acento en las palabras esdrújulas.

Algunos ejemplos de palabras esdrújulas son: música, máquina, lápiz, átomo, cántaro, entre otras.

Por otro lado, las palabras sobreesdrújulas son aquellas cuya sílaba tónica recae en una sílaba anterior a la antepenúltima. Estas palabras también llevan tilde, siguiendo la regla general de acentuación para palabras sobreesdrújulas.

Algunos ejemplos de palabras sobreesdrújulas son: déjame, explícamelo, dígaselo, cántaselo, déjatelo, entre otras.

Es importante recordar estas definiciones y ejemplos para aplicar correctamente las reglas de acentuación en el idioma español. El conocimiento de las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas es fundamental para la correcta escritura y pronunciación en el contexto lingüístico hispanohablante.

Reglas generales para el uso de la tilde en esdrújulas y sobreesdrújulas

Palabras esdrújulas y sobreesdrújulas sin tilde

Las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas son aquellas cuya sílaba tónica recae en la antepenúltima o en la precedente a la antepenúltima sílaba, respectivamente. En el idioma español, estas palabras tienen reglas específicas para el uso de la tilde.

En el caso de las palabras esdrújulas, todas llevan tilde, sin excepción. Algunos ejemplos de palabras esdrújulas son: *música, cántaro, árbol, pájaro, teléfono.* La tilde en estas palabras siempre recae sobre la vocal tónica, siguiendo la regla general de las palabras agudas, llanas y esdrújulas.

Por otro lado, las palabras sobreesdrújulas son aquellas en las que la sílaba tónica se encuentra en una posición anterior a la antepenúltima. En este caso, todas las palabras sobreesdrújulas llevan tilde, como por ejemplo: *dándoselo, cántaselo, cómetelo.* La tilde recae en la vocal tónica, siguiendo la regla general de las palabras sobreesdrújulas en el idioma español.

Es importante recordar estas reglas generales para el uso de la tilde en palabras esdrújulas y sobreesdrújulas, ya que contribuyen a la correcta escritura y a la comprensión adecuada de las mismas en el contexto del idioma español.

Excepciones a las reglas de acentuación en palabras esdrújulas

Palabras esdrújulas sin tilde ejemplos

Las palabras *esdrújulas* y *sobreesdrújulas* son aquellas que llevan la sílaba tónica en una posición anterior a la antepenúltima. En la acentuación del español, estas palabras suelen llevar tilde según las reglas generales, pero existen excepciones que es importante tener en cuenta.

Una de las excepciones más comunes es el caso de las palabras compuestas. Cuando una palabra compuesta está formada por una palabra esdrújula o sobreesdrújula y una palabra monosílaba, la regla establece que la palabra compuesta no llevará tilde, incluso si la palabra por sí sola la llevaría. Por ejemplo, la palabra *baloncesto* está formada por la palabra esdrújula *balón* y la palabra monosílaba *cesto*, por lo tanto, no lleva tilde a pesar de que *balón* por sí sola la llevaría.

Otra excepción relevante es la presencia de pronombres átonos en formas verbales. En estos casos, si la palabra esdrújula o sobreesdrújula lleva un pronombre átono, la tilde se elimina. Por ejemplo, en la forma verbal *dígaselo*, la palabra *dígaselo* lleva el pronombre átono *se*, por lo tanto, la tilde desaparece a pesar de que la palabra *diga* por sí sola la llevaría.

Es fundamental recordar estas excepciones al momento de acentuar palabras esdrújulas y sobreesdrújulas, ya que pueden influir significativamente en la correcta escritura y comprensión del texto.

Errores comunes en la acentuación de palabras sobreesdrújulas

Los errores en la acentuación de palabras sobreesdrújulas suelen ser comunes debido a la complejidad de este tipo de palabras. A continuación, se presentan algunos de los errores más frecuentes que se cometen al acentuar palabras sobreesdrújulas:

Equivocación en la sílaba tónica

Uno de los errores más habituales es colocar la tilde en una sílaba que no es tónica. Por ejemplo, en la palabra «dáselo», la sílaba tónica es «dá», por lo que la tilde debe colocarse en esta sílaba, y no en «se» o «lo».

Falta de tilde en palabras compuestas

En palabras sobreesdrújulas compuestas, es común olvidar la tilde en las sílabas tónicas. Por ejemplo, en «dígaselo» se debe colocar tilde en «dí», «ga» y «lo», ya que estas son las sílabas tónicas.

Desconocimiento de las reglas de acentuación

La falta de conocimiento de las reglas de acentuación de las palabras sobreesdrújulas puede llevar a cometer errores al momento de escribirlas. Es fundamental comprender las reglas para poder acentuar correctamente este tipo de palabras y evitar equivocaciones.

Para evitar estos errores, es importante practicar la acentuación de palabras sobreesdrújulas y familiarizarse con las reglas específicas que rigen su acentuación. Además, consultar fuentes confiables o utilizar herramientas de corrección ortográfica puede ser de gran ayuda para evitar cometer estos errores con frecuencia.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo las palabras esdrújulas no llevan tilde?

Las palabras esdrújulas no llevan tilde si terminan en vocal, n, o s.

¿Y las palabras sobreesdrújulas?

Las palabras sobreesdrújulas siempre llevan tilde, independientemente de su terminación.

Palabras esdrújulas Palabras sobreesdrújulas
cómpratelo cántaselo
esdrújula sobreesdrújula
rápidamente ántes

Esperamos que esta información te haya sido útil. Si tienes más dudas, déjanos un comentario y revisa otros artículos de nuestra web que también puedan interesarte.

Publicaciones Similares